Acerca de mi.

 

 

Hola soy Carla Miranda Díaz, me defino como una mujer agradecida de la vida, con foco, perseverancia, comprometida, una tremenda creatividad, muy curiosa, amante de los libros y de aprender, amante de la vida saludable y con mucha pasión por la existencia, la vida, mi familia y mi trabajo.

Mi profesión inicial, es la de Ingeniero Civil Industrial, la cual disfruté mucho durante los más de 9 años que trabajé en este ámbito.

Por diversas situaciones y circunstancias de mi vida, hace 9 años atrás, inicié un proceso de autoconocimiento y trabajo personal que hasta el día de hoy no se detiene. Creo que de alguna u otra manera mi alma buscaba su misión en esta vida y finalmente la encontró.

Cuando conocí el Coaching supe que mi misión era ayudar a las personas a generar ese autoconocimiento, a reconocer quienes son y a desplegar todo su ser como cuando se enciende una luz en una habitación oscura.

Con la curiosidad que me caracteriza y la que me impulsa a seguir aprendiendo cada día más, llegó a mi vida la programación neurolingüística, Mindfulness, Gamificación. Y por el lado energético llegó Numerología, flores de Bach, geometría sagrada, auriculoterapia, Thetahealing, Sanación con la energía de la Nueva Era, biomagnetismo, terapia para la sanación ancestral y registros akashicos.

Hoy, uno todo este conocimiento tan especial para entregar una ayuda integral a cada una de las personas que inician diversos procesos conmigo.

Desde mi corazón, siempre ha sido y será el dejar semillas en las personas para que esas semillas se conviertan en hermosas flores desplegando todos sus colores al mundo.

Acompaño a las personas a elevar sus consciencias para que vivan una vida más en equilibrio, plena y feliz. ¡Es lo que buscamos!

Agradezco mucho al Coaching que hace que las personas se desarrollen en distintos ámbitos de acuerdo a lo que cada uno desea. A la Programación Neurolingüística, que te ayuda a mejorar tu percepción del mundo y a vivir mejor. Al Mindfulness que nos hace conectarnos con el aquí y ahora y a conocernos más para vivir mejor y a la Ingeniería Civil Industrial que es parte de mí y de mi formación inicial, que sin duda agradezco y me ha servido demasiado para aplicar en mi trabajo la parte pragmática que es la que nos hace concretar las ideas, los proyectos y a poner foco para lograr los objetivos que uno se plantea en la vida.

A cada una de las técnicas o terapias que aprendí porque nos permiten trabajar diversos ángulos de nuestra vida para siempre crecer.​

Por lo tanto, soy una enamorada de la vida y de lo que he decidido entregar al mundo. En cada cosa que hago aplico toda mi esencia llena de confianza, amor, gratitud compromiso, responsabilidad, enfoque, definición, sensibilidad y fuerza a la vez, pues he desarrollado el lado pragmático y emocional, lo que representa un tremendo valor único al trabajo que realizo con cada una de las personas que inician un proceso conmigo.

Certificaciones.